Fuertes caídas en el PIB y en el empleo, consecuencias de una crisis inédita

Según las previsiones del boletín de Coyuntura de la Fundación Basilio Paraíso, hasta 2022 no se recuperará la posición de partida de este año

 

Zaragoza (17/7/2020). La pandemia del coronavirus ha alterado gravemente las perspectivas económicas de un año que se preveía de aterrizaje tras la desaceleración sufrida en 2019. Los meses de confinamiento y desescalada, que han supuesto la paralización de gran parte de la economía, dejan cifras inéditas en los principales indicadores. Además, el hecho de que el problema sanitario no esté resuelto impide recuperar los niveles previos a la crisis, algo que el boletín de Coyuntura Económica de la Fundación Basilio Paraíso no prevé hasta al menos 2022.

La previsión apunta a una caída del PIB de la economía aragonesa del -12,8% en 2020 y una recuperación del 7,5% en 2021, mientras que en España ambas cifras serían del -12,6% y 7,4%, respectivamente. La consecuencia de estas caídas para el mercado de trabajo es que la tasa de paro aumentaría este año hasta el 15,71% en Aragón y el 19,39% en España. Todo ello en un entorno en el que la caída de los precios de las materias primas, en especial del petróleo, ha hecho que la tasa de inflación interanual se sitúe en valores negativos tras ser nula en marzo, del -0,7% en abril, -1% en mayo y -0,3% en junio.

Todos estos datos se extraen del estudio de perspectivas empresariales y coyuntura que elabora ESI Economic Strategies and Initiatives para la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza, y que ha sido presentado hoy a los medios de comunicación por el presidente de la Fundación, Manuel Teruel, y el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y director del estudio de ESI, Marcos Sanso.

Los indicadores han alcanzado estos meses valores nunca vistos. En Aragón, el índice de producción industrial cayó en abril el -41’7% respecto al mismo mes del año anterior, el sector servicios lo hizo el -40’2% y el comercio al por menor el -35,3%. En cuanto a las exportaciones, en abril cayeron en España el -40% y en Aragón el -54%

Por lo que respecta el empleo, caen las afiliaciones en prácticamente todos los sectores de forma generalizada salvo en Agricultura, donde aumentan un 8,4% en Aragón, y Actividades sanitarias y servicios sociales, un 0,49%. Entre los descensos destacan Actividades artísticas y recreativas (-19,35%), Hostelería (-15,55%), Actividades auxiliares y administrativas (-14,11%), Otros servicios (-7,62%), Industrias extractivas (-6,65%), Transporte (-6,22%), Construcción (-5,49%) y Educación (-4,81%).

El informe de la Fundación analiza desde el contexto internacional (tipos de interés, ventas minoristas en la Unión Europea y precios del petróleo y de las materias primas industriales) las variables de las economías española y aragonesa (inflación, efectos impagados, gasto público, liquidez, producto interior bruto, empleo, afiliación a la Seguridad Social, mercado laboral, consumo de cemento, producción industrial y pedidos, actividad del sector servicios e índice del comercio minorista). En suma, el boletín de coyuntura realiza una completa radiografía del momento y las perspectivas de la economía aragonesa.

El texto completo del Boletín de Coyuntura se puede descargar en la sección de Economía.