El Gobierno destina más ayudas a la protección de la familia y la lucha contra la pobreza infantil

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, bajo el mandato de Ione Belarra, saca adelante con presupuesto la distribución por comunidades del Plan Concertado de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales y el Programa de protección a la familia y atención a la pobreza infantil.

Para este año 2021, el Plan Concertado de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales cuenta con una cifra récord: 98 millones de euros frente a los 40 millones que se le destinaron el año pasado.

Esta inversión es la mayor que ha recibido el Plan Concertado desde su creación en 1988. La cifra revierte los recortes en la financiación destinada a servicios sociales, que pasó de 96 millones en 2010 a 27 millones en 2013.

Estas ayudas, que se centran en la protección de la infancia y la lucha contra la pobreza infantil, también incluyen el Programa VECA. El programa garantiza la alimentación de los menores cuando están fuera del colegio. También ayuda a sus padres a compaginar la vida familiar y laboral.